Una de las razones de que este primer mes sea tan difícil es que tu estás todavía recuperándote físicamente del estrés y del cansancio del embarazo y el parto.

Para que tu cuerpo vuelva a la normalidad, tus heridas (si te practicaron una episiotomía o una cesárea) cicatricen y tú puedas reanudar tus actividades cotidianas deberán pasar varias semanas.Nuevas Mamás

También es muy probable que experimentes altibajos en tu estado de ánimo debido a los cambios hormonales que están teniendo lugar en tu cuerpo.  Estos cambios pueden provocar llantos repentinos sin motivo aparente y sentimientos depresivos durante las primeras semanas.  Además es fácil que estas emociones se intensifiquen debido al agotamiento provocado por el hecho de tener que levantarse por las noches cada dos o tres horas para alimentar y cambiar al bebé.

Si tienes los ánimos por los suelos, es posible que te avergüences de tus sentimientos, o incluso que creas que eres una “mala madre”.  Por muy difícil que te pueda parecer, intenta disminuir  estas emociones recordándote a ti misma  que se trata de algo normal después de un embarazo o un parto.  Hasta los padres se sientes a veces tristes y están más sensibles de lo habitual cuando acaban de tener un hijo.

Para evitar que la tristeza domine tu vida y para poder disfrutar de tu bebé, evita aislarte durante las primeras semanas.   Intenta dormir cuando duerma tu hijo, para que no se te vaya acumulando el cansancio.

Si los sentimientos de tristeza llegan a bloquearte por completo o persisten mas allá de las primeras semanas habla con tu pediatra o pide ayuda a tu medico de cabecera.

Las visitas de familiares y conocidos pueden ayudarte a combatir la tristeza celebrando contigo la llegada del bebe.

Con un nuevo bebe en casa, visitas constantes, el cuerpo adolorido, cambios impredecibles en el estado de ánimo y en algunos casos, otros hijos reclamando tu atención, es fácil descuidar las tareas domesticas.  Resignate de antemano: los platos sucios van a acumularse en la cocina mucho más de lo habitual, la casa va a estar más sucia que de costumbre y muchas comidas serán congeladas o de restaurant. Ya te pondrás al día el próximo mes.  Por ahora, lo importante es que te concentres en recuperarte físicamente y en disfrutar de tu hijo.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3